La oreja que piensa
Rodolfo Walsh y Bernardo Neustadt

Rodolfo y Bernardo antítesis de periodismo en su compartido onomástico

Agencia La Oreja Que Piensa. Por: Fernando Darío Roperto (*)

Nacieron en el mismo día, un 9 de enero, uno de 1927, Rodolfo, y el otro de 1925, Bernardo.

El primero en Choele Choel, Argentina, el otro en Iasi, Rumania. Se dedicaron al mismo oficio, el de comunicador social. Uno para construir un mundo mejor, el otro para construirse una vida mejor.

Rodolfo murió en un campo de concentración defendiendo sus ideales, pobre, perseguido, con su cuerpo sangrando por las balas asesinas de una dictadura que arrasó a una generación, su muerte no salió en los diarios ni en las revistas de la época, no se supo de él hasta mucho después de su desaparición.

El otro murió de un paro cardiorespiratorio almorzando en su casa de Martínez, la zonas más cotizadas del país... los dueños de los medios masivos, a los que defendió, le hicieron grandes honores, su corazón se detuvo el día del periodista, manchándolo para siempre.

Rodolfo Walsh tuvo un talento tremendo, fue un escritor reconocido de fama internacional, fundó Prensa Latina en Cuba motivado por el Che, desarrolló un proyecto de gran importancia para el momento de la militancia como ANCLA, inventó un estilo literario, e investigó los casos más relevantes para la coyuntura política nacional e incluso internacional de su época.

Su nombre recorre el mundo cual ejemplo de cómo la profesión de escritor puede construir mundos mejores. Dejó tras de sí compañeros a los que marcó para toda la vida como Rogelio García Lupo, Jorge Ricardo Masetti, Gabriel García Márquez, Paco Urondo.

Bernardo Neustadt fue siempre un gran partenaire, sus palabras quedaban inexorablemente bien a los poderosos del momento, en el gobierno de Perón fue Director General de Relaciones con las Organizaciones del Pueblo, y secretario privado del Vicepresidente de la Nación, contraalmirante Alberto Tessaire entre el '54 y '55, las épocas militares no lo prohibieron, por el contrario fundó el semanario "Todo" y "Extra" en la década del 60, y comenzó con Tiempo Nuevo –su programa periodístico- en la misma década.

Desde "Todo" incitó al derrocamiento del presidente constitucional Arturo Illia en connivencia con los militares.

Fue la época peronista del '73 en adelante donde participó con periodistas a los que marcó para toda la vida como José "Pepe" Eliaschev, Magdalena Ruiz Guiñazú, Marcelo Longobardi, Juan Carlos de Pablo, Clara Mariño.

En la dictadura militar Bernardo dio otro giro, defendiéndola salvajemente, tan salvaje como luego muchos de sus oyentes y lectores se enteraron que había sido. Crítico feroz de Néstor Kirchner y de su gobierno se lo llevó la muerte en 2008, con la que no pudo pactar.

Quienes soñamos con un mundo justo y escribimos, reporteamos, investigamos y reproducimos los mensajes pensando en que con ellos mejoraremos las miradas de los receptores ampliando la información de los hechos en confrontación con las versiones de las clases hegemónicas seguimos la estrella de Rodolfo Walsh, de Paco, de tantos que en la soledad de una máquina de escribir teclearon apasionadamente verdades que tantas veces no han podido ser reproducidas por el miedo de los jefes de redacción que priorizaron su jornal diario.

Para todos ellos nuestro esfuerzo diario, y para los que vendrán, con el deseo que sean mejores y puedan producir en libertad de conciencia sus miradas de la realidad buscando un mundo justo.

(*) Periodista. Integrante del Movimiento Cultural Acercándonos Ediciones,  proyecto que nace desde la economía social de la República Argentina, que edita, produce, comercializa y promueve obras de la cultura universal, a través de redes de distribución propias y ajenas, dentro y fuera de las fronteras de nuestro país.https://www.acercandonoscultura.com.ar/