RECORDANDO EL GENERO CÓMICO

Agencia La Oreja Que Piensa. Por Lucrecia Cuesta. (*)
Fue en Francia donde comenzó, en los principios del siglo pasado, la escuela burlesca que encontrara en Max Linder su héroe ejemplar, y la que luego continuaría en Hollywood  de la mano de Mac Senett.
El género burlesco francés no ha pasado los años 14, aplastado por el éxito y justificado del género cómico americano.
Casi se podría decir que lo que le faltó al cine francés no han sido actores sino un estilo, una concepción de lo cómico.  No se puede olvidar tiempo después a Tati, y de “Las Vacaciones de Monsieur Hullot”.
Se trata al decir de grandes hombres del cine no sólo de la obra cómica más importante desde los hermanos Marx y Fields, sino que fue un acontecimiento del cine sonoro. Como todos los grandes cómicos, Tati, antes de hacernos reír, crea todo un universo.
Es importante decir que, más aún que la imagen es la banda sonora la que da al film su gran valor. Este es el gran hallazgo de Tati y también el más original técnicamente.
Esta Escuela,  refiero a la de Hollywood lograría después una extraordinaria floración  con varios actores entre ellos Laurel y Hardy, y, por encima de todos, Charlie Chaplin.
Con el cine sonoro, dejando a Chaplin a un lado,  Hollywood ha continuado siendo el maestro del cine cómico: en la tradición burlesca por una parte, y enriquecida entre otros por los hermanos Marx, pero además con la aparición de un nuevo género emparentado con el teatro: la comedia americana.
Hasta la próxima!!.
(*) Abogada y Periodista.

 

Seccion: