La oreja que piensa
Futbol/Una mirada distinta

Inmigrantes latinoamericanos y africanos: un plus esencial en el deporte europeo


Publicado por La Oreja Que Piensa. Julio 2009.

 Agencia La Oreja Que Piensa. Argentina. Julio 2009. (Por Sergio Ferrari(*)

El Ejemplo Helvético
La segunda semana de julio se inicia una nueva temporada del fútbol suizo de primera división (Axpo Super Liga). Una vez más, como en los últimos años, en la competición helvética -como en los demás campeonatos del continente-, será significativa la presencia de jugadores extranjeros.
Si bien en Suiza el contingente extranjero mayoritario continúa a ser el europeo –particularmente italianos y franceses- no menos significativa es la participación africana y latinoamericana.
Lo que aporta una mezcla de perfiles, estilos y culturas deportivas que rompe fronteras y enriquece la cotidianeidad en los terrenos de fútbol. Y convoca más espectadores que se acercan a los estadios en busca de lo diferente. Numerosos son los jugadores de esos dos continentes convertidos en referentes para los “fans” de los principales clubes nacionales. Realidad que se repite en todas las ligas del viejo mundo.
Una inmigración que oxigena
 
Los diez equipos que animan la máxima competición helvética cuentan con importantes refuerzos en sus filas originarios de África o Latinoamérica.
Veinticinco jugadores de los principales planteles provienen de una decena de países de África: Malí, Nigeria, Camerún, Túnez, Gana, Senegal. Costa de Marfil, Benín, Angola, Congo y Marruecos. Y quince de seis países latinoamericanos: Argentina, Brasil, Chile, República Dominicana, Colombia y Costa Rica.
En cada uno de los diez planteles de la primera división suiza, hay al menos dos jugadores africanos o latinoamericanos.
Young Boys de Berna -con ocho africanos- cuenta con el mayor número de futbolistas provenientes de ese continente. Cuatro son originarios de Costa de Marfil. YB sostiene una activa relación de contrapartes con una escuela de fútbol en ese país.
El Fútbol Club Sion reúne siete jugadores africanos en su plantel. Y cuenta con dos latinoamericanos (Álvaro Saborio de Costa Rica y Álvaro Domínguez de Colombia).
De los quince latinoamericanos que juegan en Suiza, Argentina es el país mejor representado. Ocho jugadores de la división superior vienen de ese país. Entre ellos Franco Constanzo, David Abraham, Marcos Gelabert y Federico Almeraes en el Fútbol Club Basilea. Sergio Bastida en Aarau; Julio Rossi en Neuchatel Xamax, y Gonzalo Zárate en Grasshopper.
África, bien representada
“Hace nueve años que estoy en Europa. Primero en Bélgica, luego en Francia y ahora en Suiza. Y me siento bien adaptado a la lógica y a la organización deportiva helvética”, enfatiza Gilles Yapi .
Destacado mediocampista de Young Boys (YB) y muy querido por los seguidores, Yapi -27 años- es una de las atracciones del equipo capitalino, junto con el atacante estrella Seydou Doumbia –goleador máximo la temporada pasada-, ambos originarios de Costa de Marfil.
Yapi es consciente de que los jugadores que vienen de África y América Latina aportan un plus valor. Y lo entiende como parte de una lógica profesional coherente. “Si jugamos es porque lo merecemos. Nadie regala nada en el campo profesional. Pienso que aportamos algo diferente. Y es importante que lo hagamos. Ese es el objetivo por el cual estamos aquí y por el cual nos contratan”, sostiene.
Respecto al valor adicional que aportan, Ypai enfatiza que “cuando la gente lo reconoce y nos lo comunica, nos hace sentir bien y orgullosos de nuestra presencia en la vida deportiva nacional”.
Mucho se habla de Suiza como un “trampolín de promoción” y la puerta de entrada hacia otros clubes y campeonatos de países europeos más reconocidos internacionalmente.
Para Yapi no hay misterio ni duda: “todo jugador, como cualquier ser humano, quiere progresar profesionalmente. Y si bien yo tengo muy claro de brindarme hoy por entero a Young Boys hasta el fin de mi contrato, no puedo negar que tengo siempre el sueño de poder jugar en otra liga que sea todavía más competitiva”, admite.
De América Latina a Suiza: “un privilegio profesional”
 
“Jugar en Suiza y poder llegar a un equipo como Young Boys, es un avance muy significativo para mí. No son tantos los jugadores latinoamericanos que podemos llegar al fútbol europeo”, enfatiza el defensor argentino Emiliano Dudar.
Nueva adquisición del equipo capitalino, Dudar -27 años- viene de concluir una temporada exitosa con el equipo de Bellinzona, quien ascendió a la primera división el año pasado, y tiene una larga historia deportiva con una serie de clubes importantes como los argentinos Independiente, Banfield y Tigre o el brasileño Vasco da Gama.
“Es un placer jugar en Suiza, un país que está en constante crecimiento futbolístico. Se ve, por ejemplo, en la calidad de la infraestructura deportiva y de los estadios de la mayoría de los equipos, resultado de inversiones significativas. Y en la capacidad de contratar jugadores extranjeros. Eso establece una gran diferencia, por ejemplo, con Sudamérica”, concluye.
(*) En colaboración con Swissinfo