EL HOMBRE CON EL CORAZÓN SIEMPRE POR DELANTE

Agencia La Oreja Que Piensa. Por Alejandro Jacobsen (*)
 
Joe Strummer fue un músico, activista y un hombre sensible surgido de la escena punk inglesa. Conocido principalmente por ser el guitarrista, vocalista, compositor y bandera del grupo de punk rock The Clash y también todo eso de la inclasificable e inmensa banda The Mescaleros.
 
Zurdo para todo, pero no para tocar su guitarra. No paró de hacer chirriar las cuerdas de su guitarra al frente de The Clash y de The Mescaleros en un camino a flor de piel, chocando contra todos los límites, poniendo siempre el corazón por delante. Así, con el corazón que le explotaba, con su guitarra colgando del cuello y con el poder de las letras que entonaba con su voz, batalló contra el mundo, contra las injusticias del mundo, contra todos.
 
Vivió conciertos explosivos, protagonizó peleas callejeras por causas que pensaba justas, tuvo ardientes discusiones con sus compañeros de grupo por motivos varios y alguna vez también fue arrestado. Siempre componiendo canciones que le daban pelea a las injusticias que tanto le dolían, también plantando árboles por el mundo con sus propias manos y con una concreta y particular sensibilidad por México, Chile, Nicaragua y por ¡Latinoamérica toda!
 
Siempre creador de conciertos de alta intensidad, luego de los cuales salía al salón o a la vereda para estar con su público, y allí, mezclado con la gente, hablaba de ecología, de su lucha anti fascista, de la clase obrera, del oro de la realeza, de la búsqueda de la felicidad, del poder del petróleo, de la necesidad de ser solidarios y de lo peligrosa que era la religión.
 
También fue esposo, amante, padre y dueño de una particular capacidad para quedar siempre del bando contrario al de la policía en las grescas que a veces había en los conciertos o festivales punk.
 
Fundó un sonido, dejó una huella imborrable en el desierto, no reconociendo límites de estilos, componiendo sin prejuicios, asumiendo riesgos y compromisos en causas justas, rompiendo esquemas, creando, siempre creando y sin límites. Logrando ampliar el universo punk, demostrando que además de tres acordes rápidos y letras crudas y sencillas, el punk rock era un universo gigante; y que todo estaba por hacerse. Siempre con una sonrisa al mirar a sus costados, viendo a sus compañeros de banda y construyendo todos juntos ese sonido de bajo bien marcado y adelante, con guitarras desprolijas tajeando los ritmos, con la batería empujando desde lejos, desde atrás, abriéndose paso a los puñetazos y con su voz siempre en plena combustión gritando al viento lo que tenía adentro.
 
Joe Strummer nació en Ankara (Turquía) el 21 de agosto de 1952. Su padre nació en India; su madre, en Escocia, tenía un hermano que se suicidó joven. En su infancia vivió en México, Egipto y Alemania. El 22 de diciembre de 2002 su corazón se detuvo, abruptamente, drástico. A Joe Strummer le bastó ese medio siglo de vida para convertirse en uno de los artistas más grandes y sensibles que pisó este desierto.
 
(*) Periodista y escritor argentino. Nacido en 1973 en la localidad de Florida, Pcia de Buenos Aires.