EL ADÍOS AL MATUS

Agencia La Oreja Que Piensa. Por Luis Blaugen-Ballin (*)

Corría el año 1957, y hallamos a Mercedes Sosa viviendo en Mendoza, debido a su matrimonio con el músico Oscar Matus, padre de Fabián, quien nacerá al año siguiente, el 20 de diciembre.​

Oscar, la Negra y el poeta Armando Tejada Gómez establecerán una sociedad artística imprescindible para nuestra la cultura, dentro del Movimiento Nuevo Cancionero, corriente literaria y musical surgida hacia 1963 con proyección a toda Latinoamérica, que también albergó a Tito Francia.

Hoy, murió Fabián. Tenía 60 años. La triste noticia fue dada por sus primos Claudio y Coqui Sosa. Venía de pelearla bravo contra un cáncer fulminante.

Fue representante de muchos artistas, entre los cuales estuvieron, su madre, Julia Zenko, Nito Mestre y Daniel Melero. Además, se dedicó a organizar espectáculos, abocándose también a la producción discográfica y de programas radiales, televisivos y documentales.

Desde 2010, dirigió el timonel de la Fundación Mercedes Sosa para la Cultura (San Telmo). Escribió el libro “Mercedes Sosa, la mami”, junto a Maby Sosa.

En 2011 produjo la película “Mercedes Sosa: la voz de Latinoamérica”, dirigida por Rodrigo Vila y estrenada en 2013.

En el año 2018, en una entrevista, contaba que estaba atravesando económicamente un momento muy difícil: "Vendí mi auto y tengo a la venta un departamento. El plan es achicarse para sostener la fundación Mercedes Sosa. No quiero cerrarla". Triste. Un país donde la cultura ya no es siquiera un accesorio. Tenemos que plantearnos esto a la hora de votar, y también en el quehacer diario donde cada uno de nosotros debiera ser protagonista.

No obstante la crisis económica que lo estaba sacudiendo y que nos está golpeando a todos los argentinos, estaba organizando una conmemoración por los 10 años del fallecimiento de su madre, que se cumplirán el 4 de octubre de este año: "Tenemos pensada una gira-muestra por colegios primarios del país, para remarcar y reforzar proyectos de la importancia de la enseñanza del folclore".

Hoy quedan sus hijos, Araceli y Agustín, a quienes acompañamos en el dolor.

(*) Comunicador social.